SIGNIFICADO

Este apartado se centrará especialmente en dotar de significado a lo que conocemos como el “derecho a la educación”, no solo a la terminología en sí, sino también a la importancia que posee la educación como derecho fundamental, y a intentar definirlo de la manera más precisa posible. 

 

 

 Y el artículo es el siguiente: 

  • 1. Toda persona tiene derecho a la educación. La educación debe ser gratuita, al menos en lo concerniente a la instrucción elemental y fundamental. La instrucción elemental será obligatoria. La instrucción técnica y profesional habrá de ser generalizada; el acceso a los estudios superiores será igual para todos, en función de los méritos respectivos.
  • 2. La educación tendrá por objeto el pleno desarrollo de la personalidad humana y el fortalecimiento del respeto a los derechos humanos y a las libertades fundamentales; favorecerá la comprensión, la tolerancia y la amistad entre todas las naciones y todos los grupos étnicos o religiosos, y promoverá el desarrollo de las actividades de las Naciones Unidas para el mantenimiento de la paz.
  • 3. Los padres tendrán derecho preferente a escoger el tipo de educación que habrá de darse a sus hijos.

Analizaremos cada uno de los epígrafes pero primero, es importante saber a que nos referimos con el termino “derecho”, tal y como lo entendemos cuando hablamos de los “derechos humanos”, en especial del “derecho a la educación” 

Según la RAE el término derecho posee bastantes acepciones, pero que por el contexto en el que nos situamos, “derecho” viene a ser: 

Principalmente la facultad de hacer o exigir todo aquello que la ley o la autoridad establece en nuestro favor, o que el dueño de una cosa nos permite en ella. También, un Conjunto de principios y normas, expresivos de una idea de justicia y de orden, que regulan las relaciones humanas en toda sociedad y cuya observancia puede ser impuesta de manera coactiva. Una Exención, franquicia o privilegio. 

Conociendo esto, podemos ahora definir ahora el término educación

La educación, (del latín educere “guiar, conducir” o educare “formar, instruir”). Según la RAE el término educación comprende 4 acepciones: 

1. f. Acción y efecto de educar. 

2. f. Crianza, enseñanza y doctrina que se da a los niños y a los jóvenes. 

3. f. Instrucción por medio de la acción docente. 

4. f. Cortesía, urbanidad. 

Centrándonos más en la esencia de educación y generalizando, podríamos tomar educación como la acción y efecto de educar, puesto que la educación como derecho fundamental no sólo la entendemos como la acepción número 2: <<crianza, enseñanza y doctrina que se da a los niños y a los jóvenes>>, pues el primer epígrafe del derecho a la educación viene a decir lo siguiente: Toda persona tiene derecho a la educación. Por lo tanto el derecho de la educación no es únicamente un derecho a los jóvenes, sino que todo el mundo posee este derecho, aunque la relación que mantiene con los niños y jóvenes sea mucho mayor. 

 

Pero, ¿Qué es educar

*Según la RAE: Dirigir, encaminar, doctrinar. Desarrollar o perfeccionar las facultades intelectuales y morales. 

¿Y a qué nos referimos cuando hablamos de intelectuales, y cual es su cometido?

Intelectuales o intelectual: tiene como deber moral educar a todo aquel que se encuentre en contacto con él, sin herirlo. De esta manera lograría de manera efectiva el objetivo de enseñar al ignorante. El intelectual debe analizar de forma crítica y objetiva la realidad de los países y del hombre. Por lo tanto, el intelectual desarrolla su intelecto no como mera vanagloria, sino como una minúscula contribución al progreso del mundo.

Su labor: El intelectual medita, reflexiona, discurre, se inspira, goza, busca, investiga, analiza, discierne, desmenuza, razona, contrapone conceptos, filosofa, organiza las ideas, proyecta, imagina, especula, atribuye causas a los efectos y efectos a las causas, interconecta fenómenos… en fin, hace uso de las limitadas pero a su vez vastas capacidades de la mente humana.

¿Y cuándo hablamos de morales?

Se denomina moral o moralidad al conjunto de creencias y normas de una persona o grupo social determinado que oficia de guía para el obrar (es decir, que orienta acerca del bien o del mal —correcto o incorrecto— de una acción o acciones).

Puesto que la moral y la ética están interrelacionadas conviene destacar varios aspectos (por los cuales ambos se difirencian o se asemejan):

Moral y ética:

Muchos autores consideran como sinónimos a estos términos, debido a que sus orígenes etimológicos son similares.

Sin embargo, en el ámbito de la filosofía se considera a la ética como la disciplina filosófica que estudia a la moral. Es decir, el uso que le ha dado la gente ha convertido a la moral en el objeto de estudio de la ética.

De ahí que podemos decir que una ética propuesta es el conjunto de normas sugeridas por un filósofo, o proveniente de la religión, en tanto que «moral» vendría a designar el grado de acatamiento que los individuos dispensan a las normas imperantes en el grupo social. En un sentido práctico, ambos términos se hacen indistinguibles y por ello se los considera equivalentes.

El matiz que las delimita está en la observación o aplicación práctica de la norma que entraña el mandato ético. Por ello, la norma ética siempre será teórica, en tanto que la moral o costumbre será su aplicación práctica.

Por otro lado la moral se basa en los valores que la conciencia nos dicta, a su vez, basado en costumbres aprendidas, por lo tanto, la moral no es absoluta o universal, ya que su vigencia depende de las costumbres de una región, de la misma manera que la ética tampoco tiene una validez absoluta al ser ambas imperativos categóricos.

********** 

Aunque en estas últimas décadas se ha puesto de moda hablar de educación en valores, el concepto es tan antiguo como la educación misma. Los humanos no podemos educar si no es en valores, ya que esto no es otra cosa que mostrar a nuestros hijos lo que, a nuestro parecer, es “bueno” y lo que es “malo”, lo que “vale” y lo que “no vale”. 

Si entra en la cuestión básica de toda ética de por que algo esta bien o esta mal, podemos afirmar que en realidad lo que, como educadores, queremos inculcar a nuestros hijos es que “esto te hará feliz, y esto otro te hará infeliz”. En el fondo lo único que deseamos ese que sean felices, y, por eso, procuramos inclinarlos hacia lo que a nosotros nos ha hecho felices, o hacia lo que creemos que, si lo hubiéramos hecho, nos habría hecho felices. 

La transmisión de los valores debe empezar en edades muy tempranas, por lo que es fundamental el papel que podamos ejercer como padres. Si somos educaciones de verdad, invitaremos a nuestros hijos a la felicidad respetando siempre su libertad. 

********** 

 

Conociendo ahora que es derecho y que es educación, podemos proseguir: 

El derecho de la educación debe ser gratuito, siempre y cuando concierne a la instrucción elemental y fundamental, es decir, primordial, de suma importancia. 

*Según la RAE, gratuidad es aquello de balde o de gracia (por el contexto “que no supone de un coste”). 

La instrucción elemental será obligatoria, *según la RAE, obligatoria: que obliga a su cumplimiento y ejecución. 

La instrucción técnica y profesional habrá de ser generalizada; el acceso a los estudios superiores será igual para todos, en función de los méritos respectivos. 

*Según la RAE, generalizado/a: Hacer algo público o común. 

La educación tendrá por objeto el pleno desarrollo de la personalidad humana y el fortalecimiento del respeto a los derechos humanos y a las libertades fundamentales; favorecerá la comprensión, la tolerancia y la amistad entre todas las naciones y todos los grupos étnicos o religiosos, y promoverá el desarrollo de las actividades de las Naciones Unidas para el mantenimiento de la paz. 

Pero, ¿que es comprensión

Comprensión es la actitud tolerante para encontrar como justificados y naturales los actos o sentimientos de otro. Es en este momento nos percatamos que la comprensión va más allá de “entender” los motivos y circunstancias que rodean a un hecho, es decir, no basta con saber que pasa, es necesario dar algo más de nosotros mismos. 

 

¿Qué es tolerancia

Cuando nos referimos a tolerar, podemos entender esta palabra en sentido “pobre” y en sentido “rico”. 

- En sentido “pobre” (escaso, mínimo, precario, débil), damos a tolerar el significado de soportar, tener paciencia ante los errores y los fallos de los demás; no agredir al que piensa distinto de nosotros; dejar en paz a la persona que no se ofende, no irritarnos ante la diferencia…¡Ojala todo el mundo tuviera por lo menos esta tolerancia! 

- En sentido “rico” (pleno, profundo, hondo, fuerte), damos a tolerar el significado de reconocer el pluralismo; respetar la diversidad; compartir con los demás las diferencias como algo positivo, beneficioso, enriquecedor… 

Queda claro que en este segundo sentido la tolerancia no es la actitud del débil, paciente, incapaz, tímido, pusilánime, resignado, impotente; ni tampoco la del perdonavidas, pedante, indiferente, elitista, “superior”, despectivo… 

Si nos referimos a cómo debe educarse al niño en la tolerancia, con palabras del valor universal y concluyente, afirmaríamos que:”el niño debe ser protegido contra las prácticas que puedan fomentar la discriminación racial, religiosa o de cualquier otro tipo. Ha de ser educado en un espíritu de comprensión, tolerancia, amistad entre los pueblos, paz y fraternidad universal, y con plena conciencia e que ha de consagrar sus aptitudes y energías al servicio de sus semejantes”. (Declaración Universal de los Derechos del Niño, ONU.) 

 

¿Qué es amistad

La amistad es uno de esos valores que se desarrolla paralelamente a la evolución de la persona. Hay que empezar a educar en ella desde pequeños, aun sabiendo que, en edades tempranas, los niños experimentan solo unos primeros tanteos con la amistad, que gana constancia a medida que crecen. 

El desinterés, la generosidad, la confianza mutua, la durabilidad… son características de la verdadera amistad, y no son compatibles con el egocentrismo y la mutabilidad, propios y necesarios de la infancia y la adolescencia. 

Además, la amistad es una forma de amor y, como tal, esta siempre en constante evolución. Se trate de un proceso que empieza, avanza y no llega nunca a la perfección, aunque tiende a ella. Ho se trata tanto de “ser” amigo, como de “hacerse” amigo en el sentido de ir siendo cada vez mas amigo. 

También, como o cualquier forma de amor, puede desaparecer, a pesar de que por su naturaleza tiende a ser perdurable. Se puede malograr si los amigos ejercen actos contrarios a las cualidades propias de la amistad. 

  “La amistad, fruto de la madurez” 

Por ultimo el tercer epígrafe dice: “Los padres tendrán derecho preferente a escoger el tipo de educación que habrá de darse a sus hijos”.

*Según la RAE, preferente: Que tiene preferencia o superioridad sobre algo.

Por lo tanto la educación que se les da a los jóvenes no es perfectamente homogénea para todos, pues sus padres tienen también el derecho a escoger el tipo de educación (dentro de los límites) que quieren para sus hijos.

Una vez sintetizadas las ideas principales, pasaremos a un segundo punto, el objetivo de la educación y su importancia como derecho fundamental en la sociedad.

Objetivos e importancia:

Tal y como decía el segundo epígrafe del derecho a la educación: tendrá por objeto el pleno desarrollo de la personalidad humana, que es un constructo psicológico, con el que nos referimos a un conjunto dinámico de características de una persona.

Pero, ¿a que nos referimos exactamente cuando hablamos de la personalidad? La personalidad puede sintetizarse como el conjunto de características o patrón de sentimientos y pensamientos ligados al comportamiento, es decir, los pensamientos, sentimientos, actitudes y hábitos y la conducta de cada individuo, que persiste a lo largo del tiempo frente a distintas situaciones distinguiendo a un individuo de cualquier otro haciéndolo diferente a los demás.

Y en mi opinión

El desarrollo de la propia personalidad es algo a lo que no podemos quitarle importancia. Mediante la educación podemos obtener la suficiente capacidad para razonar, diferenciar, relacionar,… y como consiguiente algo que bajo mi punto de vista es esencial en la vida de una persona: la suficiente autocrítica, que nos permita elegir, decidir, juzgar por nosotros mismos. En conclusión, diría que gracias a la experiencia y los conocimientos adquiridos, podremos forjar nuestra propia personalidad.

Y ahí os dejo un video curioso relacionado con la educación (para la ciudadanía):

                                                      Bibliografía:

Extraídos varios fragmentos del libro: “valores para la convivencia” de Esteve Pujol i Pons y de Inés Luz González.

Paginas web:

La mayoría solo me sirvieron de orientación. Las que me fueron realmente útiles: 

http://www.rae.es/rae.html

http://es.wikipedia.org/wiki/Wikipedia

http://creadosparati.blogspot.com/2009/06/comprension-y-tolerancia-i.html

http://www.youtube.com

Realizado por Mauricio Martín Martínez

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

A %d blogueros les gusta esto: